¿Releer la Constitución?

8 de Mayo, 2019
8 Mayo 2019
8 de Mayo, 2019 - 00h00
8 Mayo 2019

Quiero invitar a usted para que vuelva a revisar la Constitución que el pueblo ecuatoriano aprobó en referéndum y está vigente desde su publicación en el Registro Oficial del 20 de octubre de 2008.

Tal vez tenga que buscarla y hasta desempolvarla, pero vale la pena. Se lo aseguro.

Conviene que refresquemos en nuestra memoria algunos temas que nos conciernen a todas las personas, como por ejemplo los que constan en el capítulo denominado la Biodiversidad y los recursos naturales, particularmente los temas relativos a la naturaleza y el ambiente, que tanto nos deben preocupar, y que podemos leer a partir del artículo 395, que parcialmente transcribo:

El Estado garantizará un modelo sustentable de desarrollo, ambientalmente equilibrado y respetuoso de la diversidad cultural, que conserve la biodiversidad y la capacidad de regeneración natural de los ecosistemas, y asegure la satisfacción de las necesidades presentes y futuras.

Las políticas de gestión ambiental se aplicarán de manera transversal y serán de obligatorio cumplimiento por parte del Estado en todos sus niveles y por todas las personas naturales y jurídicas en el territorio nacional.

El Estado también garantizará la participación activa y permanente de las personas, comunidades, pueblos y nacionalidades afectadas, en la planificación, ejecución y control de toda actividad que genere impactos ambientales.

En caso de duda sobre el alcance de las disposiciones legales en materia ambiental, estas se aplicarán en el sentido más favorable a la protección de la naturaleza.

¿Está claro? La parte débil en la relación entre las personas y la naturaleza es esta y por eso la interpretación de las normas que le atañen debe ser favorable a ella.

El 396 establece: El Estado adoptará las políticas y medidas oportunas que eviten los impactos ambientales negativos, cuando exista certidumbre de daño.

En caso de duda sobre el impacto ambiental de alguna acción u omisión, aunque no exista evidencia científica del daño, el Estado adoptará medidas protectoras eficaces y oportunas.

La responsabilidad por daños ambientales es objetiva.

Todo daño al ambiente, además de las sanciones correspondientes, implicará también la obligación de restaurar integralmente los ecosistemas e indemnizar a las personas y comunidades afectadas.

Cada uno de los actores de los procesos de producción, distribución, comercialización y uso de bienes o servicios asumirá la responsabilidad directa de prevenir cualquier impacto ambiental, de mitigar y reparar los daños que ha causado, y de mantener un sistema de control ambiental permanente.

Las acciones legales para perseguir y sancionar por daños ambientales son imprescriptibles.

En caso de daños ambientales, el Estado actuará de manera inmediata y subsidiaria para garantizar la salud y la restauración de los ecosistemas.

Además de la sanción correspondiente el Estado repetirá, esto es, cobrará al operador de la actividad que produjera el daño las obligaciones que conlleva la reparación integral, en las condiciones y los procedimientos que la ley establezca.

La responsabilidad también recaerá sobre las servidoras o servidores responsables de realizar el control ambiental.

Aquí no se agota el tema. ¿Cree que debo continuar? ¿Sería tan amable en darme su opinión? (O)

¿Releer la Constitución?
¿Releer la Constitución?
2019-05-08T00:00:31-05:00
El Universo

Te recomendamos