¿Documentar historias? XX

22 de Mayo, 2019
22 Mayo 2019
22 de Mayo, 2019 - 00h00
22 Mayo 2019

El 26 de diciembre de 2018, EL UNIVERSO publicó mi entrega inmediata anterior para sus lectores, a quienes pretendo hacer conocer la existencia de publicaciones orientadas a dejar constancia escrita de importantes acontecimientos internacionales o nacionales.

De esta manera, sigo pretendiendo estimular la lectura y análisis no solamente de importantes acontecimientos ocurridos aquí o allá, sino también la investigación y escritura de otras gestiones, tareas y actividades importantes que deben ser expuestas al juicio público de las actuales y futuras generaciones.

¿Cuántas heroínas y héroes, personas que hicieron de su vida un apostolado de servicio y sacrificio para las familias y comunidades a las que pertenecieron, permanecen ignorados, privándoles del reconocimiento y agradecimiento que se merecían o se merecen?

Me parece que hay, entre nosotros, muchas minas inexploradas e inexplotadas, no de minerales llamados preciosos, sino de vidas fecundas, ejemplares, algunas de ellas visibles o tangibles en obras de ayuda y muestras de solidaridad para las personas más necesitadas.

En el folleto titulado 50 años de la Populorum Progressio: reflexiones de la Iglesia en Guayaquil, la Arquidiócesis de Guayaquil, la Cooperativa de Ahorro y Crédito Jardín Azuayo, el Banco de Desarrollo, el Fondo Ecuatoriano Populorum Progressio, Hogar de Cristo y Javier 60 años liderando el amor, han expuesto parte de su historia institucional y de sus logros, en beneficio de personas y comunidades generalmente excluidas.

Con la devoción de hijo admirador y orgulloso de su padre, el doctor Alfredo Barragán Medina ha llevado a la imprenta una biografía que exquisitamente ha diseñado y escrito, incluyendo documentos públicos y privados, la ha titulado Momentos… en la vida de Gil Barragán Romero, ciudadano ilustre, calificativo que considero cierto y merecido, por su trayectoria de vida privada y pública. Excelente maestro de Derecho Constitucional, de lo cual doy fe, con agradecimiento.

Clásicos del Astillero. Historia de una pasión, en 288 páginas el abogado Alfonso Harb Viteri y el arquitecto Antonio Ubilla Mancheno, con una emotiva nota preliminar de José Antón Bucaram, se han dado el gusto de consignar documentadamente los hitos que han ido colocando a lo largo de 75 años de confrontaciones futbolísticas los dos equipos más representativos y amados de las hinchadas guayaquileñas: el Barcelona SC y el CS Emelec.

Esta entrega de hoy ha sido especialmente gratificante para mí porque, además de conocer personalmente a los autores y reconocer su buen trabajo, me han ayudado a recordar el pasado, gestión cada vez más complicada sin ayudas, a actualizar la preocupación por la difusión y aplicación de la Doctrina Social de la Iglesia y, además, me desafía a revisar mis aportes para mejorar el rendimiento de los jugadores de fútbol, a través de las columnas gentilmente cedidas por Diario EL UNIVERSO: ‘¿Qué pasa con los pases?’, primero, y, luego, ‘Radiografía de un equipo’.

Así como me ha provocado documentar un par de mis historias, ¿consignaría usted las suyas propias que también valen ser escritas, para conocimiento de las actuales y futuras generaciones? ¿Por qué? ¿Sería tan amable en darme su opinión?(O)

 

¿Documentar historias? XX
El 26 de diciembre de 2018, EL UNIVERSO publicó mi entrega inmediata anterior para sus lectores, a quienes pretendo hacer conocer la existencia de publicaciones orientadas a dejar constancia escrita de importantes acontecimientos...
2019-05-22T00:00:45-05:00
El Universo

Te recomendamos